Desarrollador de Software de Clase Mundial

Es la segunda semana de Mayo del 2015, el Barcelona y la Juventus jugaran la final de la Champions, después de haber dejado en el camino al Bayern y al Real Madrid –Ouch, sin Copa del Rey, sin Liga y sin Champions.

Pero hay buenas noticias. Reyes y yo hemos estado hablando sobre volver al podcast. Y finalmente sucedió que acordamos en visión, que al parecer tendremos tiempo y podremos por fin llevar esto al nivel que queremos.

RockDeveloper fue un excelente inicio, pero como todo lo que nace sin planeación ni estrategia, eventualmente fallo. Les ofrezco una disculpa por todos los cambios que se llevaron a cabo en el sitio, por la falta de servicio y sobre todo por la falta de profesionalismo que experimentaron.

Para nosotros, ustedes los pod-escuchas, son realmente lo único que importa. Su opinión es la que valoramos más allá de nuestras diferencias. Aunque RockDeveloper ya no es nuestra casa oficial, seguiremos trabajando con ellos de poder y cuando estén de regreso.

Desarrolladores de Clase Mundial

¿Que es diferente de este podcast comparado con lo que hacíamos en RockDeveloper si somos los mismos conductores?

Bueno existen miles de diferencias. De entrada en este lugar existen menos tomadores de decisiones y por tanto es más sencillo coincidir.

Pero más alla de los egos profesionales, Reyes y yo hemos decidido elevar el nivel de desempeño y calidad que aportamos en el programa.

Como les dije anteriormente, RockDeveloper era nuestra casa en una época en la que –yo– creía que podíamos ser estrellas de rock y desarrolladores de software, con la misma actitud y casi con los mismos obstáculos.

Sucede que esto es una mentira, así es. Me he estado mintiendo a mi mismo durante mucho tiempo y es hora de que lo acepte. Así que después de muchos cambios, he decidido ser más honesto conmigo mismo. Completamente honesto.

Soy un buen desarrollador de software, pero quiero ser una leyenda. Quiero ser un punto de referencia y un pilar para la comunidad. Esto solo puede lograrse con compromiso, trabajo duro, excelencia y dedicación.

Como puedes ver querido pod-escucha, esta no es la biografía con la que realmente nos referimos a una estrella de rock. No, es más similar a la de un atleta de alto rendimiento. A alguien que quiere establecer nuevos records, cambiar el estatus quo por que el estatus no es quo. Pertenece a un profesional en toda la extensión de la palabra.

Durante años, me he concentrado en entregar 200% de mi desempeño en las empresas para las que he trabajado. Y lo he logrado en forma consistente. Es hora de tomar lo aprendido y aplicarlo en mi profesión.

Te invito a que nos acompañes en este camino, por que aunque el destino es claro –Ser un desarrollador de clase mundial–, la fecha de llegada no lo es. La aventura empieza con el primer paso, salir de casa, caminar fuera de tu zona de comfort, correr riesgos, sumar experiencias nuevas y emocionantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *